Iniciar sesión

Login to your account

Username
Password *
Remember Me
Reapacion camiones familiares

Tecnicas al andar en bicicleta

en Reparacion camioneta familiar
Valora este artículo
Visto 1134

Tecnicas al andar en bicicleta, procedimientos al andar en bicicleta, cuidados al andar en bicicleta

 

Andar en bicicleta puede ser muy divertido y es una forma fantástica de mantenerse en forma. Sin embargo, andar en bicicleta presenta algunos peligros, especialmente cuando compartes la calle con otros vehículos. Para mantenerte a salvo, es importante tener una bicicleta en buenas condiciones y prestar atención a algunos requisitos básicos pero muy importantes a la hora de salir a pedalear.
Este artículo está basado en países que manejan sobre la derecha. Si vives en un país en el que se maneja sobre la izquierda, tenlo en cuenta mientras leas las instrucciones.
 
Pasos
 
Chequeando tu Bicicleta
 
1 ¡Todo listo para salir!
¡Todo listo para salir! Chequea tu equipamiento de ciclismo. Antes de salir, es importante que te asegures de que tu bicicleta es un vehículo seguro para salir al camino. Esto es especialmente importante si tu bicicleta no es nueva. Chequear tu bicicleta significa prestar atención a lo siguiente:
 
Aire - ¿Están infladas las ruedas de tu bicicleta?
 
Frenos - ¿Funcionan bien, están limpios?
 
Cadena - Está bien engrasada, no se traba ni está oxidada?
 
2 Prueba los frenos. Anda un poco sobre tu bicicleta probando los frenos a diferentes tensiones. Si no funcionan y no estás seguro acerca de cómo arreglarlos, dirígete a tu bicicletero para que te los repare.
 
3 Chequea las ruedas. Coloca la rueda dentro de un recipiente con agua. Si ves que sale alguna burbuja, significa que tienes una pinchadura y deberás arreglarla para poder andar sin problemas. Haz lo mismo con la otra rueda.
 
4 Fíjate si la altura de la bicicleta es adecuada para ti. Esto es muy sencillo. Lo único que debes hacer es sentarte sobre tu bicicleta y fijarte que con la punta de los pies puedas tocar el piso. Ajusta el asiento según lo necesites y también el manubrio.
 
Vístete para la ocasión
 
1 Los colores brillantes son ideales para salir en bicicleta
 
Los colores brillantes son ideales para salir en bicicleta Viste colores brillantes, un chaleco reflectivo o luces de posición. Así serás más visible para otros vehículos. También puedes colocar este tipod e materiales sobre tu mochila si llevas una.
 
2 Utiliza calzado adecuado. Andar en bicicleta con tacos o con ojotas nunca es una buena idea. Utiliza zapatillas que sientas cómodas y que tengan suela lisa, para no quedar atrapado en la cadena o los pedales. Átate los cordones.
 
3 Utiliza pantalones o calzas. Así no tendrás problemas con la cadena y las partes del pantalón que pueden engancharse o ensuciarse con la cadena.
 
4 No ates nada a tu cintura. Puede salirse inesperadamente y enredarse en la rueda, tirándote de cara sobre el asfalto.
 
5 Usa casco. siempre es una buena idea usar casco cuando andas en bicicleta. En algunos lugares no es una opción sino un deber de circulación. De todas formas, aunque no tengas la obligación, es una buena idea usar casco y aumentar tu seguridad.
 
6 Utiliza protección para los ojos. Polvo, insectos o piedritas pueden meterse en tus ojos, dificultando la visión que necesitas para responder en la calle. Con unos lentes de ciclista evitarás un mal momento.
 
Reglas de tránsito y sentido del tráfico
 
Obedece las leyes de tránsito. Aunque seas embestido por un coche, puedes ser tú quien cometió la infracción y además tú serás el que saldrás más lastimado o algo peor... Sigue estos consejos básicos para tu seguridad.
 
1 ¡Incluso las bicicletas tienen sus propias reglas!
 
¡Incluso las bicicletas tienen sus propias reglas! Conoce las reglas y utiliza tus sentidos. Todos los ciclistas tienen el deber de conocer las reglas de tránsito, tanto las que se aplican a ti como ciclista, como las que dirigen el tránsito de otros vehículos. Esto incluye el enseñarle a los niños qué reglas respetar (ver debajo). Es importante utilizar el sentido común mientras manejas, confiando en tus sentidos para moverte en el tráfico a salvo. Anticípate a lo inesperado para minimizar las sorpresas.
 
2 Maneja en el sentido del tránsito. Manejar contra el tráfico es ilegal y aumenta el riesgo para los ciclistas porque aumenta el peligro en las esquinas, ya que los automovilistas no miran para el lado en el que no vienen los autos y que tal vez tú estés manejando.
 
3 Antes de girar a la izquierda o la derecha, primero mira para atrás para asegurarte que puedes hacerlo y señala tu movimiento. Aprende a girar la cabeza sin mover el manubrio. Esto puedes hacerlo en una playa de estacionamiento vacía tomando como referencia las líneas en el piso. Esta habilidad es esencial cada vez que debas desviarte de tu rumbo, por ejemplo cuando debes esquivar a un camión detenido contra el cordón. Solamente porque no sea tu culpa el cambiar la dirección, eso no significa que no debes asegurarte de que el movimiento que harás no te expondrá a peligro alguno. Si otros vehículos están circulando por ese otro carril, debes indicarles que debes cambiar de tu carril. Es importante que practiques el mirar para atrás porque muchos ciclistas, incluso algunos ya experimentados, no se dan cuenta de cuánto se desvían al mirar hacia atrás. Mirar hacia atrás para asegurarte que puedes cambiar de posición no servirá de nada si tu bicicleta se mueve cada vez que giras tu cabeza para mirar hacia atrás.
 
4 Utiliza señales claras y obvias cuando vas a doblar o cambiar de carril. Estirando tu brazo recto y paralelo al piso con la palma abierta hacia adelante es mucho más claro y llama la atención más que si lo haces con el brazo flexionado y sin ser evidente. Antes de quitar tu mano del manubrio, asegúrate de que no hay piedras o pozos delante, porque tendrás menos capacidad de maniobra.
 
5 Detente cuando veas carteles de “Pare” y chequea el tráfico.
 
6 Obedece las señales de tránsito.
 
7 Elige un carril en el que tu presencia no pase desapercibida. Muchos automovilistas no respetan a los ciclistas, especialmente a aquellos que andan con cuidado cerca del cordón. Algunos automovilistas se molestan por la presencia de ciclistas y harán todo lo que puedan para hacerte más difícil el manejar cerca de ellos. No te enfurezcas. Si tocan bocina significa que te han visto. Devuelve la gentileza sonriendo, asintiendo o saludando. Mantén la calma y la concentración. Un espejo retrovisor podría servirte para ver a otros automovilistas acercándose a ti. Una mirada hacia atrás, o una señal clara a tiempo puede servir para comunicarte con otros automovilistas y demostrarles que los estás considerando en tu manejo. Evitarás que ellos se enojen contigo por manejar sin cuidado.
 
8 Maneja por lo menos a un metro y medio de los autos estacionados para evitar golpearte o ser golpeado por algún automovilista que esté bajando de su auto. Recuerda que incluso a 15 km/h estás avanzando lo que mide un auto cada segundo. Si una puerta se abre repentinamente frente a ti, puedes no tener el tiempo suficiente para reaccionar, y mucho menos detenerte. Y si giras para esquivarlo o te chocan con la puerta abierta, saldrás justo al medio de la calle y podría ser peor todavía. Seguro, lo más importante es que cada automovilista mire por el espejo antes de abrir la puerta de su auto, pero si buscas mantenerte a salvo en caso de que alguno de los automovilistas que te cruces sea la excepción. Si sueles circular en calles donde hay muchas puertas de auto abriéndose y cerrándose, es cuestión de tiempo recibir un golpe. La puerta de un auto se abre casi un metro en promedio; para eso, lo mejor es que manejes a un metro y medio: tendrás margen en caso de que debas maniobrar seguro. No te sientas más resguardado por manejar tu bicicleta en una calle con carril de bicicleta. La pintura sobre el asfalto no significa nada de protección para ti.
 
9 No intentes compartir tu carril con otros vehículos que sea demasiado angosto para manejar a la par. Manejar demasiado sobre la derecha en carriles de menos de 4 metros de ancho es una causa de conflicto y consternación del tráfico. Hace que los ciclistas sean menos visibles e invita a los automovilistas a intentar aprovechar el carril del ciclista, provocando un margen de sobrepaso insuficiente, o que para sobrepasarte tendrán que pasar parte de su vehículo al carril adyacente. Alértalos a tiempo de que compartir el carril puede hacerse peligroso, manejando por el medio, o incluso volcado un poco sobre la izquierda, para que tengan tiempo y espacio para planear un sobrepaso cambiando de carril.
 
10 Comparte el camino con inteligencia. En las intersecciones, si el carril por el que manejas es lo suficientemente ancho como para hacer espacio para que pase un auto, mantente sobre un lado y facilita el sobrepaso de los automovilistas. Pero para desplazamientos largos, posiciónate de forma tal que te vean los conductores de los autos, para así evitar que te intente adelantar peligrosamente. Un espejo retrovisor puede servirte de mucho para saber cuándo se acerca un vehículo y saber cuándo es seguro hacerse a un lado, generalmente cuando notas que han disminuido su velocidad por haberte visto, y antes de irritarlos bloqueando su paso. Nunca reemplaces el mirar girando la cabeza por un espejo de retrovisor si vas a moverte lateralmente. Hay puntos que no puedes ver desde el espejo.
 
11 Debes saber que la mayoría de los riesgos están por delante tuyo, especialmente si el tráfico gira y avanza en tu dirección. Cuando te acercas a una intersección o una esquina donde está permitido girar, sin importar el sentido en el que estés avanzando, colócate en una posición visible y con suficiente espacio alrededor. Un ciclista precavido se posiciona en el lugar correcto por lo menos 30 metros antes de llegar a una esquina.
 
12 Fíjate si no hay autos a tu derecha cuando estás por girar a la derecha. Los conductores que están doblando a la derecha, no miran ni a peatones ni a ciclistas que no se encuentren en el mismo lugar de donde proviene el tráfico. Pero a veces deciden ignorar incluso a ciclistas que están posicionados debidamente, razón por la cual un poco de espacio extra es importante. Busca evidencias de que te han visto (El contacto visual no cuenta. Pueden haberte mirado sin haberte visto.) Presta a tención para ver hacia dónde están mirando, en qué sentido están las ruedas del vehículo y si están avanzando o están detenidos, etc. Es sólo cuestión de tiempo que alguna de ellos te subestime e intente adelantarte. Prepárate para no sorprenderte si sucede.
 
13 Moverte lateralmente a veces no solamente requiere mirar hacia atrás y señalar, sino también una suerte de “negociación”. Recuerda anticipar tu movimiento con una señal pero ten en cuenta que ese gesto no te garantiza automáticamente el derecho a moverte hacia donde te resulte preciso. Cualquier vehículo que se esté moviendo en esa dirección debe darte prioridad. Por lo tanto, señala tu intención y espera que te sea dada la prioridad para moverte. Si necesitas moverte transversalmente, muévete con cuidado y mirando hacia atrás, señalando cada vez que debas cambiar de carril, uno a la vez, como si estuvieras andando en motocicleta.
 
14 Si vas a girar a la izquierda, utiliza el carril de giro. Comienza a prepararte con anticipación para tener tiempo de moverte con tiempo suficiente. Si te sientes seguro haciéndolo, detente, bájate de la bicicleta y cruza la calle como un peatón. Así no habrá manera de equivocarte ni de ser avasallado por un conductor desconsiderado.
 
15 Si estás yendo en línea recta, no utilices el carril de giro a la derecha. Otros conductores que no esperan que sigas derecho podrían golpearte al girar. Antes de las intersecciones muévete hacia la izquierda si no estás en el carril de los vehículos que siguen derecho.
 
16 No te adelantes en los atascos sobre el carril de autos que pueden girar a la derecha. Por el contrario, ubícate detrás de ellos, o sobre la izquierda. Ten cuidado con los automovilistas que te adelanten por la izquierda y luego intenta encontrar un espacio para pasar a los autos quietos. Más seguido que no, se están deteniendo para girar a la derecha. Esa es la señal que necesitas para ubicarte a la izquierda y sobrepasarlos. Si estás pasando autos que están detenidos sobre la derecha, ten en cuenta la posibilidad de que alguna puerta de acompañante se abre repentinamente, especialmente si es un taxi. Si estás pasando por la izquierda con por lo menos a un metro de distancia de los autos no solo es más seguro sino que también es más rápido.
 
17 Conoce los límites de velocidad. Es importante que como ciclista evites correr en la calle y respetar los límites de velocidad en las zonas lentas (cruces peatonales o escuelas, etc.)
 
18 Conoce cuándo andar por la calle, cuando contra el cordón y cuando por el carril de bicicletas.
 
Nunca reemplaces tu propio pensamiento por el de los urbanistas que diseñaron el camino. Incluso si vas a girar a la derecha, ¿te gustaría estar sobre la derecha cuando un camión está a punto de girar?
 
Nunca reemplaces tu propio pensamiento por el de los urbanistas que diseñaron el camino. Incluso si vas a girar a la derecha, ¿te gustaría estar sobre la derecha cuando un camión está a punto de girar? Las reglas de tránsito cambian según la jurisdicción, pero generalmente el uso del carril de bicicletas es obligatorio cuando el tráfico es denso y rápido. Además, permiten un manejo seguro y razonable. Ten cuidado con los vidrios y otros elementos que puede haber contra los cordones, ya que no suelen ser mantenidos en condiciones de limpieza ideales. Toma en cuenta el riesgo extra de manejar sobre la derecha ya que eres mucho menos visible para los autos que avanzan desde atrás de ti y también para los que están por delante tuyo. Estar demasiado a la derecha acorta tu vista panorámica antes posibles peligros frente a ti, y reduce la seguridad en tu relación con los diversos peligros que enfrentas el borde del camino. Para resumir, decide por dónde manejar imaginando por dónde pedalearías si no hubiera carriles pintados en el piso y teniendo en cuenta los consejos que acabamos de darte. Recuerda que las rayas blancas indican posiciones fijas, y que la mejor posición para andar con tu bicicleta depende de tu situación y las condiciones; por esto mismo, te recomendamos no aferrarte a la idea de que seguir el carril de bici es suficiente.
 
19 Para evitar lesiones graves o incluso la muerte, no manejes en zonas donde pueden abrirse puertas de autos.
 
Para evitar lesiones graves o incluso la muerte, no manejes en zonas donde pueden abrirse puertas de autos. No manejes en zonas que están señalizadas como zona de ascenso y descenso de pasajeros. Recuerda que los carriles de bicicleta suelen tener un ancho de entre un metro y un metro y medio, por lo tanto, aún cuando sea un carril de bici ligeramente más ancho, lo mejor es evitar andar por ahí en bicicleta. Lo más cerca que deberías estar de las puertas de los autos es sobre la línea exterior del carril.
 
20 Los circuitos de bicicleta requieren que manejes despacio y prestando mucha atención. Observa si no hay peatones esperando para cruzar la calle. Los peatones suelen invadir los carriles de bicicleta, sin olvidar que los automovilistas lo hacen con mayor impunidad.
 
Los circuitos de bicicleta requieren que manejes despacio y prestando mucha atención. Observa si no hay peatones esperando para cruzar la calle. Los peatones suelen invadir los carriles de bicicleta, sin olvidar que los automovilistas lo hacen con mayor impunidad. Los carriles de bicicleta junto a la calzada no suelen tener un reconocimiento formal por ley pero para andar despacio y tranquilo pueden convenirte. Incluso más que cuando estás circulando por carriles de bicicleta, mantén completa atención cada vez que llegues a una intersección con calles y avenidas.
 
21 Obedece las señales que prohíben andar en bicicleta por la vereda
 
Obedece las señales que prohíben andar en bicicleta por la vereda Evita andar en bicicleta por la vereda. no es una buena idea hacerlo y en algunas ciudades hasta está prohibido. Una clara excepción es cuando una vereda tiene señalizado un espacio para las bicicletas, pero aun así se muy cuidadoso ya que circulas al par de los peatones y otros ciclistas vienen en el sentido contrario. En general, es mucho más fluido y sencillo circular por la calle que por la vereda, y más cómodo que intentar andar por una vereda llena de obstáculos e imprevistos.
 
22 lleva siempre contigo una identificación; puede ser tu documento de identidad o una tarjeta de identificación en un porta documentos de la bicicleta. Así, en caso de que suceda alguna emergencia, los paramédicos sabrán datos importantes sobre ti.
 
Se visible y claro
 
Sigue estos consejos para no pasar desapercibido:
 
1 Utiliza luces adecuadas.
 
Utiliza luces adecuadas. Utiliza luces adecuadas. Las motocicletas deben circular con la luz prendida todo el tiempo porque son más difíciles de ver que otros vehículos. Una bicicleta es todavía menor. Por la noche, asegúrate de llevar siempre una luz blanca por delante, y nunca estará de más si agregas otras para ser más visible. No olvides complementar esto con la ropa, como ya mencionamos. Las luces son útiles tanto de día como de noche:
 
Durante el día, una linterna delante es buena porque llama la atención de los conductores de autos.
 
Por la noche, una luz delantera encendida todo el tiempo te hará visible en la oscuridad. Evita que sea intermitente porque no solamente puedes molestar a los automovilistas sino que harás más difícil tu circulación.
 
siempre que afuera esté oscuro, enciende tus luces. Esto significa que en cuanto notas que comienzas a tener dificultades para ver, aunque todavía no está totalmente oscuro el cielo, debes encenderlas. Recuerda que los conductores deben verte en todo momento, por cual encender más pronto que tarde las luces es una decisión inteligente.
 
Pon una luz de LED roja en la parte de atrás de tu bicicleta o tu casco. Si esta luz tiene juegos intermitentes no hay problema porque no afecta la visión y además te vuelve visible frente a otros vehículos que vienen por detrás y delante tuyo.
 
2 Posiciónate en forma evidente sobre tu carril. Unos cuantos centímetros de distancia entre pueden hacer una gran diferencia entre ser visto y no ser visto. Y todavía más que en ser visto, debes pensar en aparecer en su zona de atención. Estar dentro de la zona de visibilidad no siempre es suficiente para que tomen las precauciones debidas en relación a ti; también debes colocarte en algún lugar donde puedan verte. Posiciónate en un lugar donde te deban prestar atención. Ocupando un carril como si fueras una motocicleta no garantiza que te verán, pero por lo menos hace menos probable que pases desapercibido, y te da una cierta ventaja sin contar mayor resguardo frente a diversos peligros. También, si tienes un espejo, circular por el medio del carril te servirá para saber cuándo te ven y cuando no, ya que los automovilistas disminuirán la velocidad cuando vean que hay un ciclista delante de ellos. Si está sobre un lado, entonces probablemente no disminuirán la velocidad ni siquiera al verte, y tendrás que “adivinar” quienes te han visto y quiénes no. Por supuesto, a veces puedes hacerte a un lado para permitir que te sobrepasen vehículos que circulan muy rápido, ya que estar de forma evidente sobre el carril es la mejor manera de que reparen en ti.
 
3 Ten cuidado por la noche. Andar en bicicleta por la noche puede ser muy peligroso. Siempre circula por calles bien iluminadas y sin pozos. Pedalea más despacio de lo que pedalearías durante el día, ya que necesitas más tiempo para reaccionar frente al peligro. Una menor visibilidad hace que andar de noche sea más peligroso.
 
4 Utiliza el idioma de las manos adecuadamente. Las señales y gestos que hagas con tus brazos y manos son fundamentales cuando vas a doblar. Son especialmente importantes cuando vas a girar a la izquierda ya que implican atravesar el tráfico. Si vas a doblar a la izquierda, extiende tu brazo izquierda y si vas a doblar a la derecha, extiende tu brazo derecho.
 
5 Da advertencias apropiadas. Cuando estás adelantándote a otros ciclistas o pasando a personas a pie, es esencial que los pongas al tanto de tu presencia. No solamente demostrarás que conoces las leyes de tránsito sino que también disminuyes el riesgo de choques, porque los peatones probablemente no se crucen en tu camino. Una campana o un grito avisando “Por la derecha/izquierda” son buenas formas de llamar la atención.
 
6 Atento a los vehículos aparcados. Cuando estás circulando por calles donde los autos estén aparcados contra la vereda, no olvides dejar espacio para que la puerta de los autos se abra sin golpearte. De lo contrario podrías resultar lastimado.
 
Mejora la seguridad de la bicicleta de los niños
 
1 Enséñale a andar en bicicleta a tu hijo o a niños pequeños en un lugar seguro. Deja que los chicos aprendan a su propio ritmo y aliéntalos para que se sientan seguros. Caerán algunas veces, por lo que debes estar preparado para consolarlos y motivarlos para que lo intenten otra vez. Se paciente sobre todas las cosas.
 
2 Asegúrate de que los chicos utilicen casco todo el tiempo. Deben habituarse sin ni siquiera tener que pensarlo.
 
3 Explícale a chicos más chicos que andando rápido pueden lastimarse de mala manera. Desalienta este tipo de comportamientos en ellos y adviérteles de los riesgos de no poner ambas manos sobre el manubrio cuando están en bajadas o andando demasiado rápido.
 
4 Encuentra lugares seguros para que los chicos puedan andar, y caminos seguros para ir a la escuela. Como persona responsable por el bienestar de tu chicos, depende de ti el tomarte el tiempo para encontrar los mejores caminos para los niños.
 
Consejos
 
Si colocas un cubre cadena tendrás mejores chances de mantener en condiciones la cadena. Si se rompiera, tus gemelos se lastimarán.
 
Si cambias los cambios de tu bicicleta, busca los números más bajos cuando estés subiendo y los más altos cuando estés bajando. Cuanto más alto es el número, más pesada la tensión.
 
Siempre lleva contigo una botella y algunos snacks. Mantenerte hidratado es importante porque transpiras. La deshidratación puede bajarte la presión. Tampoco olvides algunos snacks. El ejercicio puede bajar tus niveles de glucosa rápidamente y podrías tener un ataque de hipoglucemia.
 
Cuando te subas a tu bicicleta, es más seguro acercarte al cordón y subirte desde la vereda.
 
Sigue todas las precauciones que respetarías si estuvieras yendo de a pie.
 
Algunas bicicletas no tienen los frenos en el manubrio, sino que se accionan contra pedal. Si no conoces la bicicleta, investiga para estar seguro.
 
Chequea para averiguar si no hay cursos de ciclismo cerca de donde vives. Así aprenderás a conducir seguro. Si les estás enseñando a tus hijos, averigua si no existen cursos apropiados para ellos.
 
 
 
 
Advertencias
 
Las autopistas pueden ser peligrosas a menos que manejes sobre la derecha, y generalmente andar en bicicleta sobre la autopista está prohibido.
 
La mayoría de los choques se dan en las intersecciones. Cuando hay mucho tráfico, lo mejor es detenerse, incluso aunque haya un semáforo. Nunca sabes si del otro lado no vendrá un sujeto que no respetará la luz roja o arrancará rápidamente sin advertir tu presencia.
 
Fíjate si hay perros cerca. Algunos perros no están familiarizados con la bicicleta y la toman como una amenaza.
 
Algunos caminos son completamente inadecuados para andar en bicicleta. Reconoce ese tipo de caminos para evitarlos, y si debes tomarlos obligatoriamente, maneja por la vereda con cuidado por lo peatones.
 
No manejes lado a lado a menos que estés sobre el límite de velocidad. Si no tienes un velocímetro, haz un buen cálculo intuitivo pero siempre es mejor es estar por debajo que por encima del límite.
 
Te ayudará a reaccionar si conoces cómo funciona un auto y cómo manejarlo. Así podrás evitar situaciones de peligro en las que un automovilista debe hacer una maniobra de emergencia.
 
Ten en cuenta que el sonido de los vehículos que vienen cerca de ti pueden tapar el sonido de otros que se aproximan.
 
Si estás andando en bicicleta por un carril de bici o por la vereda, ten en cuenta la velocidad a la que andas en relación a la de otras personas que circulan a la par. Si piensas que estás yendo a más de 15 km/h o hay muchos peatones cerca, lo mejor es bajar a la calle.
 
Conoce las reglas cuando viajes. Muchas ciudades de Europa tienen carriles de bicicleta junto a la calle. El carril que estás más próximo a la calle está reservado para las bicicletas y el otro para peatones. Los conductores esperan que conserves ese carril y por lo tanto no suelen contemplar la posibilidad de que bajes a la calle. Ten precaución.
 
Si no te sientes seguro manejando del lado derecho con el tráfico viniendo por detrás de ti, sube a la vereda, pero siempre da prioridad a los peatones. Recuerda nunca manejar contra el tráfico.
 
Tag: Tecnicas al andar en bicicleta, procedimientos al andar en bicicleta, cuidados al andar en bicicleta
Visto 1134